Todos debemos transformarnos ante la realidad actual, lo hemos leído, escuchado y vivido hasta el cansancio, especialmente en los últimos 16 meses. Necesitamos cambiar y uno de los cambios importantes es incrementar nuestra capacidad de cambiar

Transformarte significa adaptarte a tu entorno para sacar el mayor provecho y convertir la novedad en oportunidades. Evaluamos el adaptarnos al cambio como si existiera otro mundo donde no existieran cambios y sabemos que el cambio en el entorno no es opcional. Lo que si está en nuestras manos es:

  •  Elegir nuestra actitud ante la incertidumbre
  • Accionarnos para aprovechar lo que hay en el entorno

 

En este cambio no puedes evitar la transformación digital. La forma de relacionarnos a distancia seguirá un rato más y con ello el trabajo remoto, que ya es una nueva forma de gestionar y optimizar recursos y tiempo.

 

Cambiar no es opcional

 

Entre tanto movimiento, hay mucho desperdicio tratando de avanzar trabajando duro sin tener suficiente conciencia de para qué se hace cada cosa.

 

A continuación algunos tips para transformarte de forma productiva:

  1. Céntrate en tu propósito. Como sugiere Simon Sinek, define, comunica y se fiel a tu para qué. No se trata de cambiar todo, se trata de mantener firme algo que se convierta en tu raíz, tu centro y eso es precisamente el propósito. Pregúntate constantemente “¿Cuál es mi propósito y cómo puedo asegurar que lo que estoy haciendo esté alineado con él?”.
  2. Prioriza. Los objetivos necesitan una prioridad, un orden de ejecución dado por tus objetivos, situación y recursos disponibles. La limitante no solo dinero, principalmente es tiempo y enfoque.
  3. Agilízate. El término agilidad parece mágico. Es la tendencia principal en gestión de proyectos y en transformación organizacional. Lograr una verdadera agilidad empresarial requiere céntrese en el propósito en lugar de en los resultados intermedios. No perder de vista atender la necesidad legítima del cliente generando valor en proyectos o fases cortas que produzcan resultados cuanto antes, ajustarse a los cambios y gestionar expectativas es crucial.
  4. Mide. Define métricas y un Sistema de gestión. Es más que lograr productividad táctica. A veces el enfoque está en optimizar la operación, pero no asumas siempre que está construyendo lo correcto. No sólo es que todos tengan claro qué hacer y lo hagan, sino cuestionarse “¿cómo saber que estamos construyendo lo correcto?”, “¿qué pasaría si solo estamos construyendo ‘Algo’?”. Considera definir “OKRs” o “Objective Key Results”, es decir Objetivos ligados a Resultados Clave. Valida constantemente la liga de tus proyectos con la estrategia. Los OKR buscan cerrar la brecha entre la estrategia y la entrega de productos.
  5. Liderazgo y Comunicación. Toda transformación está basada en tecnología y requiere de más que una campaña de comunicación. El change management implica que la gente cambie su forma de actuar porque comprende qué debe hacer y cómo lograrlo, está convencida y motivada. Los proyectos relevantes tienen un componente de cambio en procesos humanos. Considera el cambio de cultura y perspectiva como parte de tu alcance.

 

Simplificar, optimizar procesos, automatizar lo operativo, adaptarte a la tecnología y enfocarte en resultados es crucial. Nos encontramos ante una gran oportunidad. Reconocerla implica conocer, capacitarte e liderar el cambio que te toca vivir.

 

Elaboró: Maru González, MA, MP, PMP, PMI-ACP, PMI-PBA, DA Senior Scrum Master, Coach.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *