La inspiración significa sentirte vivo. Es energía, entusiasmo, agradecimiento.  Y puede ser un gran motor para iniciar tu día con un motivo para construir algo nuevo con lo más preciado que tenemos todos: nuestro tiempo.  Todos tenemos 24 horas al día. Este recurso tiene la particular característica de los recursos valiosos: es limitado, ya que no tendremos más horas por día y la renovación diaria será por tiempo limitado.

Pensar que un día será el último puede inspirarnos para aprovechar cada instante y construir una cadena de momentos valiosos estando presente planeando tu día, conversando con alguien, solucionando un problema o simplemente mirando por un momento a tu mascota o al atardecer.

 

Inspiración puede ser la diferencia en la forma como pasas tu día. No es solo útil para la creatividad que te permite inventar algo o hacer una obra de arte. Es lo necesario para vivir con novedad tu día a día.

 

A continuación te comparto 3 tips para crear una rutina saludable que te permita recargar tu batería diaria de inspiración.

 

1 Medita

La meditación es una práctica milenaria que ayuda a conectar el cuerpo con la mente y nos ayuda a estar en el momento presente. Esta técnica se ha puesto de moda en Occidente debido a sus beneficios para la salud, la concentración y la creatividad. Desde hace más de 20 años se ha estudiado con bastante profundidad en varios centros de investigación en la Universidad de Harvard, la Universidad de Wisconsin, entre muchos otros. Hoy sabemos mucho sobre cómo funciona el cerebro y la forma como se transforma al meditar, facilitando la concentración y el ánimo, además de mejorar el sistema inmune, reducir el estrés e incrementar la sensación de satisfacción.

Algunas personas creen que no saben meditar, pero no es más que asignar un tiempo de tu día y respirar poniendo atención en tu respiración. Tu mente de forma natural comenzará a prestar atención a tus pendientes, preocupaciones, y llamadas por hacer. Lo único que debes hacer es dejar ir tus pensamientos, seguir respirando y regresar tu atención a tu respiración, así constantemente. No meditamos por la experiencia durante la meditación, sino por lo que pasa con nuestra actitud después de meditar. Inicia con 5 minutos diarios constantes y verás la diferencia.

 

2 Cuida tu nutrición física y mental

Somos lo que consumimos, así que cuidarte es u principal responsabilidad. Elige bien de que alimentas tu cuerpo y tu mente.

  • Cuida tu alimentación, hidrátate, tu cuerpo se construye con base en ello.
  • Cuida lo que lees, con eso construyes tu interpretación del mundo.
  • Organiza tu tiempo, cuida tu agenda de forma productiva y realista. Prioriza las acciones que te llevarán a tus objetivos.
  • Haz ejercicio, siempre. Aunque sea 20 minutos.
  • Descansa, es fundamental.
  • Ten un pasatiempo y ejecútalo con frecuencia, te ayudará a desconectarte.

 

3 Define tu propósito

Cuando no consigues inspirarte, muchas veces es  porque no tienes claridad en un motivo que te mueva. Plantéate un objetivo y conviértelo en proyecto. Visualiza su resultado y ponte en marcha. Cuando la mente se enfoca en buscar oportunidades, las encuentra en todos lados. Como decía Pablo Picasso “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

 

Espero que estos 3 tips te inspiren a vivir con energía este día. Recuerda que la energía se contagia, así que apoyemos a nuestro entorno a vivir con mayor inspiración. ¿Cuál de los tips te parece más útil para fortalecer tu inspiración?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *