¿Sabías que en promedio las organizaciones asignan más del 50% de su tiempo y su dinero a ejecutar proyectos? Y en 10 años se espera que el 70% de los recursos de las organizaciones se destinen a proyectos para mejorar, competir y ser una mejor opción para sus clientes.

 

Hace poco tiempo hablaba con un grupo de empresarios que comentaban que, ante la situación actual, enfrentan enormes retos para transformar sus organizaciones, incrementar las ventas y actualizar sus servicios. Y cuando pregunté sobre su experiencia en “gestión de proyectos” o “agilización organizacional”, me quedé sorprendida de su respuesta: “Eso suena muy complicado, yo no requiero tanto, como que es para empresas muy grandes”.

 

He de confesar que no es ni la primera ni la segunda vez que escucho esto de empresarios o directivos que están a cargo de alcanzar retos enormes. De hecho, ya gestionan proyectos, pero desafortunadamente no saben que no saben cómo hacerlo de una forma más efectiva.

 

El problema quizá es que la palabra gestión o administración suena a trámite burocrático, lo cual, coincido que no suena muy atractivo.  No se me antojaría a mí tampoco invertir tiempo y dinero en burocracia.

 

Pero si te dijera que Gestión significa planear y dar seguimiento a actividades para lograr una meta y que, si conoces y aplicas métodos efectivos de Gestión de proyectos podrías adaptarte al cambio más fácilmente y multiplicar tus resultados en casi 300%, ¿te parecería interesante?

 

Agilización significa adaptarse al entorno cambiante y es una cualidad fundamental hoy para ser competitivo. Es mucho más que un enfoque, herramienta o concepto, como SCRUM o Kanban. Existen métodos de gestión que facilitan la agilización organizacional. Es una cultura que inicia con implementar valores y principios como son la entrega de valor frecuente al cliente, fomentar una comunicación muy efectiva en los equipos, con los líderes y clientes, aprender constantemente, transparencia en la información y adaptarse al entorno cambiante. Es más fácil decirlo que hacerlo ya que, como todo proceso organizacional, requiere de tiempo, energía y prioridad. Sin embargo, hoy es una mejor práctica porque ha dado resultado en las organizaciones más exitosas del mundo, de todos los tamaños e industrias. 

 

 

Yo creo que esto es no sólo interesante, sino indispensable. Según un estudio del PMI, las organizaciones que tienen métodos de gestión efectiva de proyectos logran sus metas en 92% de los casos, mientras que las que trabajan mucho, pero de una forma no organizada logran sólo en el 33%. Muchas veces re-trabajan enormemente o dejan planes en el papel.

 

Una buena estructura y método de gestión de proyectos se traduce en adaptación ágil al entorno, y además, en dinero y tiempo ahorrado. El resultado es una oportunidad enorme que si la aprovechas, puedes no sólo lograr lo que te propusiste, sino ir por más resultados.

 

¿Qué ten efectiva consideras que es tu gestión de proyectos?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envíanos WhatsApp whatsapp