El líder efectivo hoy es un visionario, un promotor del trabajo efectivo más que un supervisor. La catástrofe es un gran catalizador para la innovación. Es una típica verdad, aunque claro que puede ser molesto escucharlo cuando te encuentras en medio de la gran incertidumbre con miedo ante la responsabilidad de dar el siguiente paso con la sensación, real o imaginaria, de que quizá signifique caer al vacío.

 

Los empresarios y líderes están urgidos a reestructurar su negocio, sus objetivo y lo que toca ahora es anticipar: obtener información del entorno, imaginar escenarios probables y ajustar, prácticamente a diario. Anticipar no significa predecir.

 

Los líderes y sus equipos en ocasiones quedan atascados en una búsqueda de abordar los retos y el riesgo tratando de trazar estrategias a largo plazo con soluciones rígidas a corto plazo. El resultado: respuestas tácticas que ayudarán a sobrevivir el día a día, lo que es fundamental. Pero en ocasiones olvidan algo crítico: construir el futuro a mediano plazo (hoy mediano plazo para mí significa seis meses).

 

Cambiar tiene su costo y su riesgo también. Así que sobrevivirán los que sean capaces de:

  • Hacer evaluaciones más rápidas del entorno y cómo les afecta.
  • Implementar cambios contundentes y evaluarlos.

Ambos aspectos son fundamentales. Uno de ello no es suficiente. ¿Cómo será nuestro mundo en 6 meses? Nadie lo sabe.

 

Amy Webb, CEO Future Today Institute, sugiere utilizar la Teoría de las fuerzas futuras”. Esta teoría consiste en considerar que todo cambio tiende a provenir de once fuentes macro de disrupción. Estos son factores externos sobre lo que nadie tiene control, por lo tanto, lo único que puedes hacer es comprender cómo te afectan y prepararte lo mejor posible.

 

Son 11 fuentes de cambios en el entorno que debes observar y analizar: distribución de riqueza, educación, infraestructura, gobierno, geopolítica, economía, salud pública, demografía, medio ambiente, medios y telecomunicaciones. La undécima fuente es la tecnología, que está conectada con todos ellos y con todas las partes de la sociedad. Suena mucho, ¿no crees? Pero como ella misma comenta:  “Esto puede parecer una lista irrazonablemente amplia de señales a monitorear para prepararse para el futuro, pero en mi experiencia ignorar estas posibles fuentes de cambio deja a las organizaciones vulnerables a la disrupción”.

 

Mi recomendación es que elijas 5 aspectos más relevantes para ti y analices con los mejores datos que puedas cómo están cambiando tu entorno y cómo esto afecta tu negocio. Así podrás encontrar oportunidades y prepararte para los retos.

 

Debes crear escenarios y estar dispuesto a re-calibrar la estrategia constantemente según sea necesario. Empresas exitosas que han resistido muchas crisis, como IBM o Nintendo, tienen una característica común: su capacidad para equilibrar el futuro a corto y largo plazo simultáneamente.

¿Cuál de estas fuerzas es la más relevante para tu negocio hoy?

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *