Generar valor de negocio es algo importante, y en esta afirmación, en general, todo el mundo está de acuerdo. 

Pero es increíble como la mayoría de las empresas y las personas en el mundo no están haciendo nada por aprender a mejorar la forma cómo hacen proyectos y asignan sus valiosos recursos, como son tiempo, dinero, esfuerzo, en generar cambios reales se traduzcan en beneficios para sus clientes y para ellos mismos.

Poniéndolo en números, sabías que:

  • Menos de 1 de cada 10 organizaciones consideran tener un proceso robusto y efectivo para generar valor a través de sus proyectos.
  • 78% de proyectos son exitosos y logran sus metas cuando la organizaciones es madura en gestión de proyectos,  mientras que sólo el 56% logran beneficios en las organizaciones que no tienen procesos efectivos. Esto se traduce en un desgaste excesivo, mucho más trabajo para lograr lo mismo o menos.
  • Sólo el 31% de organizaciones le dan importancia al desarrollo y fortalecimiento de procesos para tener proyectos efectivos que realmente aseguren un  valor para solucionar problemas o aprovechar oportunidades a través de proyectos.

Generar valor significa cambiar la vida de tu cliente y también la tuya. Es un balance indispensable, porque si no es así, no podrá ser sostenible en el tiempo.

¿Cómo generar valor a través de proyectos?

Es una gran pregunta y la respuesta es larga. La buena noticia es que cada vez hay más experiencia, herramientas y técnicas para cuidar que el uso de tus recursos se traduzca en un exponencial resultado.

Por ahora te comento los  primeros pasos:

  • Define ese objetivo que quieres con más detalle. A todos nos gustaría ganar más, en menos tiempo y con menos esfuerzo. Pero ese deseo no es suficiente para transformar tu realidad. Detalla ese escenario al que quieres llegar. Cómo es tu cliente, qué necesita y cómo tu producto o servicio realmente le ayuda a solucionar sus preocupaciones. Igualmente asegúrate de entender cómo eso te ayudará a ti . Si no puedes describir será difícil que lo logres.
  • Gestiona el riesgo. Seguramente te verás en medio de una terrible incertidumbre, como todo el mundo hoy :). Toma riesgo de forma consciente. Estar en riesgo no está mal si es una decisión y estás monitoreando hasta donde está bien para ti.
  • Haz una prueba piloto. Evalúa constantemente el estado de tu proyecto y ajusta. Iniciar con una prueba de concepto para obtener más información y aprender es muchas veces una buena idea.

Es el seguimiento y el aprendizaje aplicado a la transformación personal y del grupo lo que nos mantendrá vigentes y con trabajo.

Te has preguntado ¿qué estás haciendo hoy para asegurarte que estás generando valor en tus proyectos? Compárteme tus reflexiones, todos aprendemos al compartir aprendizajes.

Elaboró: Maru González, MA, MP, PMP, PMI-ACP, PMI-BA, DA Srum Master, coach

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *