Invertir bien tu energía, tiempo y enfoque, es decir  tus más valiosos recursos es primordial, porque de eso dependen tus resultados y tu bienestar. Hoy, sin tiempo y energía para desplazarse, la separación entre tu trabajo y tu vida personal es muy delgada.

En parte, amamos no tardar 2 horas en el transporte, pero también es común que  nos cause el problema de borrar esta sutil separación  y terminemos  comiendo todos los días junto a tu computadora, sin disfrutar este maravilloso momento de relajamiento y convivencia.

Muy probablemente has logrado liberar algo de tiempo y dinero, pero CUIDADO… desafortunadamente  durante la pandemia, tus ahorros pueden “gastarse”en un exceso de trabajo improductivo o de actividades de ocio.

Las nuevas tecnologías y las necesidades que esta transformación en ocasiones han convertido a las jornadas de trabajo en interminables momentos de estrés en las que se vuelve cada vez más difícil alcanzar un equilibrio laboral y personal.

Sin embargo, la experiencia aunada a múltiples estudios respalda una importante realidad: tener un balance en tus actividades  e intereses personales y profesionales genera efectos positivos en la salud física y mental, y es indispensable para lograr el éxito profesional.

Algunas estrategias para lograrlo son:

  • Dar estructura a tus horarios. Definir un horario cuidando los espacios para realizar tu vida personal y profesional te ayudará a mentalizarte cuando toca hacer que. Esto facilitará el enfoque a resultados y la sensación de logro.
  • Implementa  un separador inicial: Yo nací en CDMX, y llegué a realizar traslados de casi 2 h para llegar a mi trabajo. Fue una delicia cuando el desplazamiento matutino duró 15 minutos de mi casa a mi escritorio, ¡un sueño hecho realidad! Hoy se requiere menos de 1 minuto llegar a tu escritorio. Para mentalizarte a iniciar tu labor, puedes realizar una actividad transitoria entre tu rutina personal matutina y el inicio de tu trabajo. Por ejemplo unos minutos para moverte, planear tu día, o algo que te haga sentir que ya inició otra etapa.
  • Termina la jornada: Igualmente al concluir el día, plantea una actividad como: tomar un snack y leer algo que te guste, realizar tu rutina ejercicio o llevar a cabo esa llamada personal que tienes pendiente. Te ayudará a relajarte, desconectarte e iniciar tu espacio personal.

Es muy probable que la condición actual dure varios meses más, por lo que lo más sano es adquirir los mejores hábitos para cuidar tu bienestar personal y tu productividad profesional. Si tú estás bien, lo demás es posible.

¿Cuáles son los hábitos que mejor te apoyan a fortalecer tu bienestar?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envíanos WhatsApp whatsapp