Ante el actual entorno, hay dos objetivos principales a considerar ya que deben convivir a la par:

  • Estabilizar. crear una estructura que te permita mantener tus objetivos esenciales de la mejor forma posible. Quizá implique renunciar a algunas actividades, proyectos o hábitos que eran importantes en aras de mantener otros más relevantes
  • Ajustar a las nuevas demandas y entorno. Eso significará cambios quizá más significativos. Recrearte, reinventarte, encontrarás oportunidades ante los nuevos de hábitos y demandas del entorno.

El reto es llevar a cabo ambos objetivos al mismo tiempo

Y además, un tercero y más importante: disfrutar el camino, agradeciendo lo que si tienes

Todos somos clientes de alguien. Hemos ajustado en alguna medida, varios aspectos de nuestra vida. Hemos modificado nuestro perfil de consumo por cambio de prioridades, de recursos y de de estilo de vida.

Esto ha afectado a prácticamente todos los negocios.

  • Hace unos días hablé con un empresario en el área de fumigación, quien me dijo literalmente: “a mí la crisis me ha beneficiado enormemente, mis ventas se han incrementado en más de 30% en estos últimos 3 meses y estoy por entrar a dos nichos más de sanitización”.
  • Otros se han ajustado. El estupendo gimnasio The Zone, en el norte del país, se ha mantenido cerrado en sus servicios tradicionales. Ejecutó sus sesiones de entrenamiento sin costo durante 2 meses por redes sociales. Hoy ya lanzó su membresía online con una producción muy bien hecha y le está yendo muy bien. Logró adaptarse.
  • Otro empresario me comentaba que ha decidido cerrar un proyecto que iba por buen camino para dedicar su tiempo, energía y dinero a mantener estable el servicio a sus principales clientes, lo que significa suspender algunos de sus nuevos proyectos, que en su tiempo le ilusionaron mucho.

Cada caso implica retos diferentes y también muchas oportunidades. Encontrar formas para abordar la nueva situación está en la mente de cada LÍDER: esperando que regrese lo anterior o construyendo nuevos horizontes.

Adaptarse a este entorno es mucho más que controlar tus gastos. Es más complejo que sólo dejar de comprar. Es importante crear una estrategia, aprender nuevas formas de hacer negocios, visualizar qué quieres que suceda en el futuro y accionar hacia allá con toda tu energía. Al final, de eso se trata la vida, de adaptarse a la novedad del entorno.

Y tú ¿cómo te estás adaptando a la nueva realidad?

 

Elaboró: Maru González, MA, MP, PMP, PMI-ACP, PMI-PBA, DA Scrum Master, Coach

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envíanos WhatsApp whatsapp