Hoy en día, la tendencia en todo es la economía bajo demanda. Este nuevo estilo de satisfacer las necesidades también se ve reflejado en la gestión de proyectos.  Surge el concepto de “organizaciones flash”, es decir, estructuras de expertos con diversos perfiles especializados para integrar un equipo con la experiencia necesaria para desarrollar cualquier tipo de proyecto. De acuerdo a Daniela Retelny, de Stanford University (citada en artículo publicado en PMI Network), en muy poco tiempo, se puede integrar un equipo de expertos para desarrollar un proyecto.

En ambientes maduros en gestión de proyectos, comienzan a surgir organizaciones que ofrecen un servicio de gestión en lapsos muy cortos: son capaces de integrar un equipo especializado para desarrollar un proyecto específico, y además planear y coordinar las tareas de cada miembro del equipo. Eso se ha visto en el desarrollo de aplicaciones móviles o desarrollos tecnológicos, entre otros.

Un ejemplo de esto es la plataforma llamada Foundry, que fue desarrollada para este fin, y en menos de media hora logro integrar un equipo de 32 especialistas para desarrollar una aplicación médica para teléfonos móviles, proyecto que duró 2 meses, con muy buenos resultados.

Si bien no todos los proyectos pueden ser ejecutados de esta forma tan “automática”, quien tiene un método eficiente para gestionar proyectos y buenas conexiones de consultores y profesionales especializados, puede ofrecer un servicio de Oficina de Proyectos por demanda,  apoyando a las organizaciones a hacer realidad las estrategias a través de proyectos de forma eficiente y muy rápida.

Nosotros en Avanza hemos notado la evolución de la necesidad de nuestros clientes. Hace unos años, el servicio más solicitado era la capacitación en talleres con un corte general. Hoy cada vez más, las organizaciones se dan cuenta de que la gestión profesional de proyectos es un factor crítico de éxito y desarrollarlo es un proceso de cambio que toma tiempo. Para ello, es necesario realizar intervenciones que van mucho más allá de la capacitación, incluyen diseño de métodos y asesoría, así como outsourcing de especialistas por proyecto.

Esta tendencia se ve favorecida con un fenómeno adicional: cada vez más trabajadores altamente calificados eligen trabajar de forma independiente y temporal, así como también cada vez más organizaciones eligen aprovechar estos talentos para ejecutar sus proyectos por ocasiones específicas.

Esta flexibilidad no exime de ciertos puntos clave en la gestión exitosa de proyectos, como son el entender y gestionar muy bien el valor del proyecto, la participación comprometida del patrocinador, la comunicación con los interesados (stakeholders), la gestión de sus expectativas, la entrega formal de productos finales, la gestión estratégica de riesgos, entre otros.

En gestión de proyectos, las tendencias culturales cambian la forma como antes organizábamos el trabajo. Será necesario adaptarse a estas nuevas tendencias si deseamos competir eficientemente por la satisfacción de nuestros clientes a través de proyectos exitosos.

Elaboró: Maru González, MA, MP, PMP, PMI-PBA, PMI-ACP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envíanos WhatsApp whatsapp