El liderzgo en proyectos se trata de bastante más que cumplir con el alcance, tiempo y costo de un proyecto. Se trata de generar valor para el cliente y el entorno. La primera dificultad está en las diferentes interpretaciones que el concepto valor tiene para cada interesado en el proyecto (stakeholder). Las miradas y necesidades de cada rol son diferentes y uno de los primeros retos que enfrentar es comprender estas necesidades y tratar de crear conscenso entre los principales actores, para después inspirarlos para caminar en este sentido. Esto es más complejo que aprender a utilizar un software para hacer cronogramas.

De acuerdo a la publicación Pulse of Profession del PMI, más del 70% de los ejecutivos consideran que desarrollar el liderazgo en sus equipos es un factor crítico de éxito.

Algunos aspectos básicos como la integridad y la congruencia siguen siendo parte inherente del liderazgo, pero otras características y comportamientos han cambiado en este entorno dinámico, multigeneracional, didáctico, global y electrónico.

Se requiere un líder que sepa del tema, fuerte pero flexible, buena escucha, claro y concreto y muy carismático para que logre inspirar a jovenes y adultos, experimentados y novatos.

Es imposible definir un modelo aplicable a todos los casos. Sin embargo, según un Reporte Business Confidence 2016 de Deloitte algunas características de los líderes audaces de hoy en día son:

  1. Proponen ideas controversiales
  2. Toman riesgos, en ocasiones mucho más que el general de su entorno.
  3. Construyen equipos fuertes y los empoderan, delegan y desarrollan a sus colaboradores.
  4. Fomentan la comunicación y la retroalimentación en múltiples sentidos de las relaciones.
  5. Establece retos.

El líder debe ser un facilitador, un desarrollador de gente en una organización que quiere crecer y contar con el mejor talento.

Este tipo de liderazgo requiere un ambiente laboral muy diferente a lo tradicional. Estamos hablando de un cambio cultural, no un pequeño curso o un proceso de “team building” de un fin de semana. El reto es grande pero el beneficio vale la pena.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *