El PMI realiza periodicamente revisiones a la definición de lo que es el rol de un líder de proyecto exitoso. Esto lo hace a través de estudios, encuestas y entrevistas con empleadores y líderes de proyecto en todo el mundo, con lo que publica un documento llamado Role Delineation Study.

La última actualización al rol del líder de proyecto se realizó en 2015, y dio como resultado un cambio importante en la tendencia de la gestión profesional de proyectos de acuerdo al PMI, así como al examen de certificación  PMP y a las actividades necesarias para obtener recertificación PMP una vez pasados 3 años de la última vez que se presentó el examen o el último proceso de certificación.

El cambio en el examen PMP surtirá efecto a partir del 11 de enero de 2015, mientras que los cambios para registrar PDUs (Professional Development Units, o unidades de desarrollo profesional) se aplicarán de forma opcional durante 2016 y serán obligatorias a partir de 2017.

Tendencia a gestionar proyectos de forma integral

El PMI propone que la gestión profesional de proyectos hoy en día es mucho más compleja, cada vez hay más aspectos del entorno qué considerar, debemos actuar más rápido para ajustarnos a las necesidades, así como gestionar más stakeholders (interesados en  los proyectos).

Por lo mismo, no es suficiente tener conocimiento y experiencia en la gestión profesional de proyectos, en cuanto a técnicas específicas como la Ruta Crítica (Critical Path Method) o el Método del valor ganado (Earned Value Management). Es fundamental que el profesional a cargo del éxito de un proyecto tenga desarrolladas capacidades de liderazgo y de gestión de estrategia de negocios. Esto no es especialmente nuevo. Desde hace años, el PMI ha hecho incapié en la importancia de desarrollar habilidades “suaves” como lo son la comunicación efectiva, la negociación, el manejo de conflictos, influencia, gestión de equipos, etc.PMI-Talent-Triangle

 

La diferencia en los requisitos de recertificación es que, de los 60 PDUs necesarios para continuar acreditado como PMP, será indispensable tomar al menos 35 horas de capacitación cada 3 años, de los cuales al menos 8 horas deberán estar dedicadas a cada uno de estos 3 temas:

  • Técnicas en gestión de proyectos: Análisis de negocio y requerimientos, agilidad organizacional, gestión de riesgo y portafolio, manejo de cronogramas.
  • Liderazgo: toma de decisiones, gestión del cambio organizacional, gestión de comunicaciones, gestión de talento.
  • Gestión de negocio y estrategia: transferencia de conocimiento, gestión estratégica de negocios, innovación, gestión de beneficios, Oficina de proyectos.

El cambio es de gran impacto para nuestra profesión y considero que no sólo es relevante, sino necesario. Es fácil coincidir en que, para desarrollar un proyecto exitoso, no es suficiente con ser muy hábil en la creación y gestión de un cronograma correcto y completo. Se requiere mucho más, y mientras más complejo sea el proyecto, más habilidades de liderazgo y comunicación se requieren. Qué un proyecto termine en alcance, costo y tiempo ya no es suficiente.  Las inversiones son tan grandes y los recursos tan escasos, que el líder tiene que monitorear constantemente el entorno y sugerir cambios para asegurar que el proyecto generará valor de negocio.

Los proyectos se realizan con personas, y obtener el compromiso de un equipo de forma temporal representa un gran reto. En Avanza desde hace muchos años proponemos este concepto y en todos nuestros programas incluímos aspectos relacionados con el desarrollo de habilidades de comunicación y trabajo en equipo.

Consideramos este cambio como relevante y necesario si queremos que la Certificación PMP siga siendo relevante para el mundo, como lo es ahora.

Elaboró: Ma. Eugenia González.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *