Los métodos ágiles están “de moda”. Nos encontramos en la búsqueda constante de formas de hacer nuestros proyectos más rápido y mejor.

Muchos consideran que la gestión de proyectos es documentación burocrática del trabajo, ven en los métodos ágiles la oportunidad de escapar y realizar de forma fácil y rápida sus proyectos.

Estos métodos no son apropiados para todos los casos, pero en muchos proyectos medianos y pequeños con elevada incertidumbre pueden facilitar la adaptación del trabajo durante la ejecución y lograr mejores resultados.
Los métodos ágiles son muy pertinentes cuando:

  • Se trata de un proyecto de gestión de conocimiento o información
  • Gestionamos proyectos de desarrollo de software
  • Desconocemos la dimensión del esfuerzo por realizar
  • Es un trabajo de alta tecnología, desarrollo o investigación

Avanza

 

A continuación se enlistan algunas ventajas que podemos obtener al utilizar métodos ágiles en la gestión de proyectos:

  • Comprender mejor la necesidad del cliente a lo largo del proyecto con lo que se cuida la generación de valor durante la ejecución.
  • Adoptar un enfoque proactivo de calidad para prevenir deficiencias del producto.
  • Integración continua y pruebas diarias en el proceso de desarrollo del producto, lo que permite al equipo abordar los problemas mientras están frescos.
  • Mantener a los clientes involucrados y comprometidos a lo largo del proyecto
  • Tener un propietario experto de producto que es un conocedor de requisitos y necesidades del cliente.
  • Enfrentar mejor la incertidumbre, debido al enfoque de desarrollo iterativo y gradual.
  • Elevada moral del equipo: ser parte de un equipo de autogestión permite a la gente ser creativa, innovadora y reconocida por su experiencia.
  • Equipos y entornos mejor adaptados. Debido al limitado tamaño de los equipos, cinco a nueve personas, los proyectos ágiles pueden tener múltiples equipos en un solo proyecto. La limitación de tamaño del equipo significa oportunidades únicas para adaptar las estructuras de los equipos y su entorno al trabajo.
  • Mayor determinación del equipo. La autogestión deja las decisiones que normalmente tomarían un gerente en manos de los miembros del equipo, con la consecuente oportunidad de obtener mayor valor de su experiencia.
  • Determinación de plazos y presupuestos más precisos. Las métricas que los equipos de proyectos ágiles usan para estimar el tiempo, el costo y el desempeño del proyecto suelen ser más relevantes que las usadas en proyectos tradicionales, debido a que están en función del rendimiento y las capacidades reales de cada equipo de desarrollo
  • El uso de la velocidad del equipo del proyecto permite predecir los tiempos y los costos para los productos por entregar.
  • Permiten refinar cada vez mejor el esfuerzo, el tiempo y el costo estimados de manera regular, a medida que el equipo aprende más sobre el proyecto
  • Mejora de la visibilidad del rendimiento: En los proyectos ágiles, cada miembro del equipo del proyecto tiene la oportunidad de saber cómo va el proyecto en un momento dado. Las reuniones y revisiones diarias y los gráficos del progreso son maneras continuas de ver progreso.
  • Mayor control de proyectos y mejores productos. Las muchas oportunidades de inspeccionar y adaptarse a lo largo de proyectos ágiles permite a todos los miembros del equipo de proyecto tener control y, en última instancia, crear mejores productos.

Muchas herramientas de los métodos ágiles pueden adaptarse al enfoque tradicional aportando flexibilidad. No son apropiados para todos los proyectos, pero en muchos casos pueden facilitar la adaptación del equipo durante la ejecución y lograr mejores resultados.

 

Elaboró: Jorge Martínez del Campo, MP, MBA, PMP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *