De acuerdo a un estudio realizado por Anderson Economic Group, cada año desde 2010, para el 2020 las industrias en los principales países en el mundo, iniciando por Estados unidos, verán un enorme incremento en puestos de trabajo “proyectizados”, hasta en un 30% para final de este periodo.

El estudio se llama “Project Oriented Employment trends and costs of a skills gap: 2010-2020” .

imagen_-maestria1

Las industrias como manufactura, finanzas, aseguradoras, tecnología, construcción, petróleo, publicidad, entre otras,  cada vez se “proyectizan” más, requieren dar resultados más rápido y el costo de no hacerlo o de desperdiciar es muy alto.

Por tanto,  la demanda de profesionales con conocimientos sólidos y no empíricos sobre el tema se hace más que evidente. Según este estudio, algunos números que nos dan una idea de la dimensión de esto: hay más de 31 millones de trabajadores  dedicados a proyectos en 10 países: Australia, Brasil, Canadá, China, Alemania, India, Japón, Arabia Saudita, Emiratos Árabes y Reino Unido.  Si se esperan crecimientos de 30%, para el 2020, estos países requerirán 13.4 millones de nuevos profesionales  en proyectos para cubrir la demanda de desarrollo.

Esto es una buena noticia para los que nos dedicamos a esto, ya que aunque en muchos países latinos no tenemos cifras exactas, si nos movemos por tendencias mundiales. ¿Cuál sería el problema? ¿Estaremos listos para  en  años cubrir esta demanda? ¿Cuántas carreras y maestrías en proyectos están disponibles para los nuevos y experimentados profesionales?, ¿cuántos profesionales se están “profesionalizando” con estudios y certificaciones actualizadas?”, los universitarios ¿se están preparando adecuadamente para cubrir estas habilidades tan necesarias?

En nuestra particular experiencia, hemos hablado con al menos 10 universidades y preparatorias prestigiadas cercanas a nuestra región y no hemos logrado interés serio más que en la Universidad Politécnica de San Luis Potosí, donde estamos llevando a cabo un programa de capacitación para profesores, quienes incluirán prácticas serias en varias materias y buscarán que los recién egresados busquen la certificación CAPM (Certified Associated Project Management), una credencial adecuada para quien no tiene experiencia. Esta apuesta abrirá en un futuro cercano las puertas laborales en este competido entorno a más de 5000 alumnos estudiantes de sus ingenierías para empezar.

El estudio y certificaciones de mejores prácticas en gestión de proyectos no asegura el éxito, pero al menos asegura un conocimiento mínimo en el tema. Las empresas y las personas tendrían que comenzar por aceptar que esto es algo que se aprende, que lo empírico tiene un costo en desperdicio, fallo y desgaste. Para aprender hay que declarar que hay algo que no sé, y en ocasiones me ha pasado que ahí es donde la persona prefiere seguir como está. Para lograr resultados, el verdadero aprendizaje implica conocer y aplicar lo aprendido en la práctica para lograr resultados diferentes.

Es tiempo de comenzar a cambiar el paradigma y prepararse mejor para enfrentar los retos que los proyectos y el futuro nos depara con mejor preparación en proyectos: gestión, liderazgo, comunicación, trabajo en equipo y negociación son temas apasionantes donde aprender además de ser interesante  y satisfactorio, es muy productivo.

 

Elaboraron: Maru González, MA, PMP, Coach; Jorge Martínez del Campo, MBA, PMP, Coach

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *