Un tema que genera gran interés entre nuestros  lectores es el liderazgo.  ¿Se nace líder o es una característica que se puede desarrollar o aprender con capacitación? Con frecuencia nos encontramos con expertos técnicos con grandes habilidades en su tema: construcción, tecnología, robótica, mercadotecnia, ingeniería, etc. Esos técnicos, con gran habilidad e interés, logran muchas veces sus metas y por ello, reciben el premio de un ascenso en la compañía. De un instante a otro les toca convertirse en líderes de proyecto. El problema es que en ocasiones, nadie les dijo cómo es ser líder de proyecto.

Liderazgo en proyectos

Liderazgo en proyectos

El liderazgo es un concepto con varias interpretaciones, pero en general podemos decir que es quien coordina el trabajo de otros para lograr la meta común. Es un rol crucial cuya principal tarea es coordinar, guiar, orientar, por tanto implica dedicar un alto porcentaje de tiempo a las tareas relevantes de comunicación e integración del trabajo en equipo. En ocasiones, el líder se enfrenta al temido monstruo del no saber y no querer preguntar, o bien de asumir que como todos tenemos mucha prisa, entendemos lo mismo con una escueta instrucción. Estas condiciones son comúnmente las que generan el retrabajo  muchas veces por falta de comunicación, claridad y por asumir que es posible evitar “gastar el tiempo” en explicaciones, mejor vamos a la tarea.  

¿Cómo fortalecer a este líder recién llegado, que tiene más experiencia en la labor diaria que en la gestión de personas? Muchas veces tiene miedo de equivocarse y por ello prefiere esquivar la solicitud de información, la coordinación del trabajo de los demás o la resolución de conflictos típicos derivados de la naturaleza de los proyectos.

Creo que el considerar que el liderazgo es un aspecto  que se desarrolla al asignar un puesto a una persona que lo requiere es un error muy costoso. El liderazgo es una característica que a veces es natural y que también puede desarrollarse. En todos los casos es una moneda valiosa, muy apreciada especialmente cuando de grandes retos se trata. Es importante que las organizaciones y las personas mismas asuman la responsabilidad de desarrollar o fortalecer esta competencia para optimizar sus resultados.

Hablemos ahora del concepto Inteligencia social, que fue acuñado por el famoso profesor de Harvard Daniel Goleman, en una investigación interesantísima del 2008. En ella nos comprueba que características fundamentales en el liderazgo como lo es la empatía, el autoconocimiento y la percepción, tienen un fundamente neurológico más que genético. Esta es una estupenda noticia, ya que si bien incrementar el liderazgo no es tan fácil como sólo estudiar un concepto, si se puede desarrollar con tiempo, práctica e intención, ya que implica cambio de comportamientos. Es teoría pero es fundamentalmente práctica, es biblioteca, pero es más gimnasio.

 Para desarrollar liderazgo se requieren tres componentes fundamentales:

  • Capacitación: conocer conceptos
  • Enfrentarse al reto: ponerlos en práctica
  • Coaching: darse cuenta como estoy y ajustar lo necesario

El liderazgo es clave fundamental en proyectos, más importante mientras mayor sea el reto. Vale la pena invertir en desarrollarlo.

Ma. Eugenia González, MA, PMP, Coach. Avanza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *