Que un empleado comience a dar resultados en un puesto con frecuencia requiere al menos 6 meses. Un empleado nuevo necesita tiempo y esfuerzo de él y de la empresa para que adquiera los conocimientos necesarios sobre los procedimientos, cultura, relaciones laborales, metas y todos los factores   para ser productivo. Por lo tanto, el que los empleados entren y salgan frecuentemente de una empresa tiene un costo alto, mucho mayor que el costo del pago final por despido o el costo del headhunter que nos conseguirá su reemplazo. La retención de empleados es crítica para el éxito en proyectos, donde reemplazar a un empleado importante puede ser clave de éxito . Retener a los mejores empleados puede asegurar la satisfacción de los clientes, creación de redes de relaciones internas y externas productivas que influyan significativamente en la gestión de proyectos y la competitividad de la empresa.

retener

 

El problema con la mayoría de los planes de retención de personal es que se enfocan mucho a los salarios, beneficios y ventajas de corto plazo. No es que estos factores no sean relevantes, sino que no son los únicos. Incluso, los empleadores con quienes la mayoría quiere trabajar, típicamente ofrecen mejores pagos y beneficios que los competidores. Sin embargo, frecuentemente se observa en los resultados de encuestas de salida que la mayoría de los empleados deja su trabajo voluntariamente por otras razones, no siempre el salario. Por ejemplo,  expectativas personales no alineadas con las de la empresa,  ambiente a veces  desagradable y hostil,  un grave desbalance vida-trabajo  o hay poca confianza hacia los líderes del negocio son algunos de  los asuntos de raíz que pueden llevar a una rotación de personal consistente.

A continuación presentamos algunos aspectos clave para lograr una gestión de talento exitosa:

  • Claridad en la tarea y el objetivo. Asegurarse de que cada persona conoce claramente las metas de la organización y cómo contribuye a las mismas, su rol y responsabilidades, así como las de los demás.
  • Salarios justos: no hay gangas en el mercado laboral. Un empleado sobresaliente encontrará rápidamente una mejor opción si no recibe la remuneración adecuada. Afortunadamente no es el principal factor para una gran cantidad de personas, pero sin duda es relevante.
  • Espacio para la flexibilidad y creatividad. Las pesonas sobresalientes buscan mantenerse interesadas en su trabajo, una satisfacción importante es su capacidad de aportar soluciones, ideas y nuevas formas de hacer las cosas. Requieren un espacio para moverse. Microadminsitrarlos o ser muy autoritario podría ser la mejor forma de que salieran lo antes posible de ahí.
  • Retroalimentación. Las personas productivas quieren ser cada vez más productivas. Para ello requieren retoalimentación sobre su desempeño, de forma oportuna, puntual y frecuente. Saber lo que la persona hace bien y lo que podría hacer mejor le permitirá esforzarse de forma puntual y mantenerse motivada. El reto para los jefes es definir claramente los objetivos y la forma de medirlos.
  • Comunicación y buen ambiente laboral. En todos los niveles de la organización, pertenecer importa. Procurar un ambiente agradable depende en gran parte de reglas formales e informales que pueden ser fomentadas por la dirección. La comunicación clara ayuda a disminuir los rumores, chismes y malos entendidos. Procure y premie la claridad y la comunicación abierta y respetuosa. Celebrar el éxito, procurar el buen humor, que sea divertido, es parte del trabajo de un líder para lograr un ambiente laboral productivo.
  • Premie el esfuerzo y el aprendizaje. Un valor organizacional que puede hacer la diferencia es la mejora continua y esta se basa en aprender a aprender. Cada experiencia positiva o negativa puede ayudarnos a mejorar a nivel personal y organiacional. Que un grupo aprenda de lo que hace permitirá que cada vez lo haga mejor. Sin embargo, para aprender se requiere primero, aceptar que hay cosas que no sabemos y segundo, un tiempo para analizar e identificar errores o áreas de oportunidad, compartir experiencias o estudiar.

La rotación de personal es un aspecto muy caro para las empresas. El reto de  los líderes exitosos es gestionar el talento, identificar, atraer, desarrollar y mantener a las mejores personas para hacer realidad sus metas y objetivos ha sido y seguirá siendo un ingrediente fundamental para lograr la ventaja competitiva que nos mantendrá productivos y a la vanguardia en un ambiente competitivo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *